Club Día Adultos Mayores

SAGRADA FAMILIA

El Club Dia Adultos Mayores Sagrada Familia, funciona en un predio e instalaciones facilitadas por la Fundación Hijos del Corazón de María, ubicado calle San Juan 2375, Barrio Pelliciere, Distrito El Plumerillo, Las Heras.

Esta destinado a la rehabilitación psico social de adultos mayores vulnerables, a fin de que permanezcan activos en su medio, prolongando el grado de independencia en las actividades de la vida diaria y otras de desempeño cotidiano, desarrollando sus potencialidades y habilidades, promoviendo el intercambio interpersonal sea entre sí o bien con sus familiares, amigos y la comunidad, para su reinserción activa en sus grupos de pertenencia.

Su objetivo es atender, orientar, amparar y asistir, en la medida de las posibilidades, y por cuantos medios estén a nuestro alcance a las personas adultas autovalidantes de la zona de influencia mayores de 60 años que se encuentren en situación de necesidad, jubiladas o pensionadas, contribuyendo a brindar una adecuada atención de la persona que envejece en su entorno, para que la misma no sobrecargue al grupo familiar, ni se precipiten procesos mórbidos que lleven a una dependencia mayor. Asiste y orienta , individual y grupalmente, en los aspectos médico, psicológico, ocupacional y social a los adultos mayores, brindando una asistencia diurna integral con el objetivo de la rehabilitación psico social, evitando internaciones prematuras geriátricas y hospitalarias.

Beneficiarios

Adultos mayores de 60 años autovalidantes vulnerables jubilados y/o pensionados. Se considera que el ritmo del envejecimiento es constante, por lo tanto el grado de vulnerabilidad ante las enfermedades será proporcional al aumento de la edad, constituyéndose en un factor condicionante de la calidad de vida.

Situación socio-ambiental desfavorable – Las condiciones y modo de vida, factores culturales y sociales, actúan como condicionantes del proceso de envejecimiento y desencadenantes de morbilidad.

Carencia o ausencia de recursos adecuados que acompañen el envejecimiento – Estas carencias asistenciales, familiares, etc. conllevan a situaciones deficitarias que precipitan al adulto mayor a situaciones de riesgo invalidantes ( tanto físicos como psíquicos ).

Presencia de patologías clínicas que no presenten altos grados de dependencia personal . Si se actúa desde la prevención se produce una demora del proceso de cronificación que implica una patología, posibilitando un tiempo mayor de rehabilitación y de condiciones favorables de vida.

No padecer enfermedad infecto contagiosa

No estar afectado por trastornos mentales graves que puedan alterar la normal convivencia del centro.